Tortuga argentina (Chelonoidis chilensis)

Como podéis comprobar tras los artículos anteriores, existen dos tipos principales de tortugas. Por un lado están las marinas y por otro las terrestres. Esto depende del hábitat donde viven. Hoy venimos para hablaros de una tortuga terrestre. Se trata de la tortuga argentina. Su nombre científico es Chelonoidis chilensis y es una especie que se encuentra amenazada y en peligro de extinción.

¿Te gustaría conocer a fondo a esta tortuga y todos los cuidados necesarios? Aquí te lo explicamos todo 🙂

Características principales

Cuando estamos describiendo a una tortuga, lo primero que se menciona es el caparazón. La tortuga argentina tiene el caparazón con una forma más bien abombada. Puede ser de varios colores dependiendo del ejemplar y de donde viva. Suele ser claro sin manchas, claro con manchas en el centro  o  bien de un tono más oscuro. Como casi en la mayoría de las tortugas, el caparazón está dividido en pequeños escudos. En ellos se puede apreciar perfectamente el anillo de crecimiento.

Los escudos más extremos terminan en forma de punta y le otorga una forma serrada. A diferencia del caparazón, el plastrón suele ser de color claro siempre. También puede tener algún dibujo oscuro.

Por otro lado, el color de las patas y la cabeza es marrón. En las patas podemos ver unas escamas bastante grandes y duras. Cuando tenemos varios ejemplares por delante, no sabemos bien cómo distinguir entre macho y hembra. Se puede intentar diferenciar por el tamaño y la cola. Los machos suelen ser algo más pequeños que las hembras y su cola algo más grande. También podemos fijarnos en la forma del plastrón que es más convexa.

En cuanto a su tamaño, puede alcanzar los 40cm de longitud. Aunque lo más normal es que estén entre 20 y 25 cm.

Área de distribución y hábitat

De esta tortuga no está muy clara su área de distribución por completo. Se le ha querido poner un área bastante reducida en Argentina. Su zona más abundante es la que ocupan los ríos Negro y Colorado. Sin embargo, hay quien dice que también se distribuyen por zonas de Bolivia, Paraguay y Argentina, hasta la Patagonia.

Lo que sí se sabe es el tipo de hábitat en el que le gusta vivir. Suelen ser llanuras de desiertos o zonas semiáridas del Chaco. Son animales que soportan muy bien el calor y les encanta tomar el sol. La humedad no es un buen aliado suyo.

Alimentación de la tortuga argentina

Esta tortuga es estrictamente herbívora. Tan sólo la verás alimentarse a base de plantas silvestres y vegetales. Lo que más se recomienda para darle es césped, diente de león, achicoria, alfalfa, trébol, lechuga, escarola, col china, endibia y un poco de zanahoria.

En algunas ocasiones se le puede dar algo de col y espinaca. Aunque no es bueno abusar de ellas por que tienen un alto contenido en ácido oxálico y les puede perjudicar. Ya que el agua no lo lleva bien, no es recomendable darle a menudo vegetales jugosos. Me refiero al tomate, el pepino y fruta como la sandía o el melón.

Necesita ciertas cantidades de fibra en su dieta. En este caso podemos incluir el cactus por su alto contenido de fibra. No os preocupéis con las espinas. Ellas están preparadas para que no les haga daño.

Dado que puede comer gran cantidad de vegetales, lo mejor si la tenemos en cautividad es tener un recinto con plantación. En este recinto podremos tener todos los vegetales sembrados para que nuestra tortuga pueda ir a autoabastecerse cuando lo necesite. Si quieres, como opción de cambio de dieta, puedes darle algo de pienso para tortugas terrestres. Verás que no les suele hacer particular ilusión.

Como ya debes saber tras varios artículos de tortugas, no se le debe dar carne o pescado. Esto es debido a que su estómago no está preparado para tratar grandes cantidades de proteína. Por ello, es aconsejable (aparte de que es herbívora) no darle ni carne, ni pescado, ni pienso de gato, ni tampoco pienso de tortugas acuáticas. Las tortugas acuáticas suelen ser omnívoras ya que en el mar es más sencillo que acaben comiendo algún invertebrado, pez o pequeño crustáceo.

Cuidados y mantenimiento de Chelonoidis chilensis

Es muy recomendable darle un suplemento de calcio para que no se descalcifique durante su crecimiento.

Lo más aconsejable es tener a la tortuga argentina en un gran recinto en interior, libre en exterior o en terrarios grandes. Para que puedan beber bien y no pasar sed, necesitan de un recipiente con bastante agua. Además, también suelen bañarse de vez en cuando para luego ponerse a tomar el sol.

Dado que el hábitat natural de esta tortuga es cálido y cercano a zonas áridas, nos tenemos que asegurar que nuestro recinto es cálido también. Es necesario colocar en una esquina una lámpara de calor y otra de rayos UVA/UVB para aumentar la temperatura. En la otra esquina del recinto podemos colocarles refugios o cuevas. Esto les encantará, puesto que son tortugas que cuando se sienten en peligro se esconden.

Como hemos mencionado antes, no tolera bien la humedad, por lo que es bueno mantener su ambiente seco. En algunas zonas, dependiendo su distribución, hiberna en invierno. En otras, en cambio, a causa del clima no lo hace. Lo que sí se debe hacer es tenerla en un gran recinto al aire libre durante los meses más cálidos. A la tortuga argentina les encanta el calor y tomar el sol, por lo que la haremos muy feliz en el exterior.

Es importante tener en cuenta que las paredes del recinto exterior deben estar construidas para que no pueda saltarlas. Tampoco pueden intentar cavar un agujero y salir por debajo.

Suelen estar muy activas en primavera, y sobre todo por las mañanas. Los días más fríos y lluviosos, permanecerán escondidas en los refugios.

Problemática

Esta especie si es mantenida adecuadamente puede vivir muchos años. Uno de los principales problemas que presenta esta tortuga en cautiverio es que necesita de un clima muy seco y nada de frío. Esto es difícil de mantener, a menos que tengamos un clima desértico.

Además, se ha visto que su cuidado en cautividad afecta a sus poblaciones. Esto se debe a que las personas solo tienen una tortuga como mascota. Esto dificulta enormemente su reproducción.

Con esta información podréis conocer más a fondo a la tortuga argentina.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.