Cuidados de las tortugas de agua

Las tortugas domésticas, ya sea terrestres o acuáticas necesitan de unos cuidados para que puedan vivir bien y desarrollarse correctamente. En este caso, vamos a hablar de los cuidados de las tortugas de agua. Este tipo de tortugas son bastante resistentes, pero suelen necesitar cuidados que no la mayoría de gente sabe. Son muchas las personas que acaban abandonando a su mascota o haciendo que enfermen por no otorgarles los cuidados que necesita.

Para que esto no te pase a ti, en este post vamos a tratar a fondo todos los cuidados de las tortugas de agua. ¿Quieres saber más acerca de ello? Sigue leyendo y descúbrelo.

Hábitat de la tortuga

Paran tener la tortuga en casa debemos tener una zona a la que ella consideraría su hábitat natural. Puesto que es algo totalmente artificial, debemos intentar que sus condiciones sean las más parecidas a la realidad. Uno de sus tipos de hábitats recomendado es tenerlas en un acuaterrario (Aquí Los mejores acuaterrarios para tus tortugas).

Al ser tortugas de agua necesitan una zona donde poder bañarse y luego tomar el sol para regular su temperatura corporal y añadir vitamina D a su organismo. Puede ser tanto un acuaterrario como un estanque o un acuario convencional (véase Los mejores acuarios para tortugas). Este lugar, sea cual sea, debe cumplir ciertos requisitos. El primero, es que nuestra tortuga se sienta cómoda y segura en él. La segunda es que sea un sitio estable y firme donde no puedan suceder contratiempos como caerse y romperse. El último pero no menos importante es el ruido. El hábitat de nuestra mascota debe garantizar que no habrá ruidos fuertes o bruscos que puedan perturbarla.

El hábitat de nuestra tortuga debe tener varias zonas imprescindibles:

  • Zona con agua. Es donde nuestra tortuga estará la mayor parte de su tiempo, dado que es una tortuga de agua. Mientras más grande sea, más libertad tendrá para nadar.
  • Zona seca. Esta zona es necesaria para que la tortuga pueda salir a comer de su comedero y pueda tomar el sol para regular su temperatura corporal. Si no puedes poner el acuaterrario fuera con sol directo, tendrás que colocar bombillas de rayos UVB para que simulen la actividad solar y regule la temperatura del acuaterrario.

Higiene y limpieza

Las tortugas también se manchan comiendo, defecan y ensucian el agua, por lo que habrá que realizar un mantenimiento acorde a las necesidades higiénicas. Lo primero es cada cierto tiempo cambiar el agua y limpiar el acuaterrario. Con los desechos de las tortugas el agua se ensucia con relativa rapidez. Si no queremos que nuestra tortuga enferme, deberemos cambiar o limpiar el agua.

Si disponemos de algún filtro, podemos ayudarnos de él para prolongar el tiempo de limpieza a fondo. No obstante, cada cierto tiempo habrá que cambiar el agua. También podemos encontrar algunos productos que facilitan la limpieza quitando olores y manteniendo el agua limpia y fresca. Pero esto no es necesario si realizamos lo anteriormente mencionado.

También debemos eliminar el cloro del agua. Es frecuente que en numerosos países el agua del grifo contenga altos niveles de cloro. Esto puede ser dañino para nuestra mascota. Si queremos usar agua del grifo, deberemos primero dejarla reposar 24 horas antes de ponerla en el acuaterrario. El cloro es una sustancia volátil por lo que, transcurrido ese tiempo, estará volatilizado y no estará en el agua. También puedes usar algunas sustancia que te ayude a eliminar el cloro del agua.

Iluminación y temperatura

Otras dos condiciones que debemos tener en cuenta en el cuidado de nuestra tortuga de agua es la iluminación. Debe estar colocada en la zona seca donde la tortuga irá a tomar el sol. La luz natural es la mejor para ellas, pero si es imposible dársela directamente, deberemos emplear la luz ultravioleta. Es importante la iluminación para que puedan sintetizar la vitamina D3. Esta vitamina la necesitan para generar el calcio que endurece su caparazón. Además, es bastante útil de cara a la prevención de enfermedades por falta de vitaminas.

Al lado de la lámpara de rayos UVB podemos colocar una bombilla de calor para ayudar a nuestra tortuga a “solearse”. Esto le ayuda a regular el calor interno ya que son animales de sangre fría y no pueden hacerlo por sí solas.

En cuanto a la temperatura, la ideal para las tortugas debe estar entre los 20 y 30 grados. Lo más idóneo es que se encuentre entre 25 y 28 grados. La temperatura ambiental es aconsejable que siempre permanezca a unos grados por encima de la que esté el agua. De esta forma no le estaremos dando cambios tan bruscos.

La tortuga tampoco puede estar expuesta a corrientes de aire frías ni fuertes o podrá resfriarse y tener problemas respiratorios.

Alimentación

La alimentación es uno de los factores más importantes a tener en cuenta tras las condiciones de su hábitat. Por lo general, nos encontramos tortugas omnívoras que comen de todo (véase qué comen las tortugas). Sin embargo, lo mejor es darle una dieta lo más variada y balanceada posible.

Su alimento base puede ser un pienso para tortugas. Este pienso tiene todos los alimentos necesarios en un balance perfecto para que no le falte de nada a nuestra mascota. También podemos darle algunos animales vivos para ayudarles a estimular sus sentidos. Un ejemplo de ello es el grillo. Dándoles grillo para comer estaremos saciando sus necesidades proteicas a la vez que ayudamos a que mantenga sus instintos naturales de caza. Los escarabajos son un alimento completo en alternativa al grillo.

Como complemento a este tipo de dieta básica podemos darle lombrices de tierra, fruta y caracoles. Las frutas deben ser siempre de pulpa blanda como manzana, pera, melón, sandía, higos, plátanos, moras, pero de las que se excluyen las frutas cítricas, como la naranja.

De vez en cuando es bueno darles un capricho para que se sientan más felices. Para ello, es mejor dejar que la tortuga no coma durante un día y luego darle su comida favorita. Tendremos que quitársela cuando veamos que no tiene apetito voraz.

Lista de elementos básicos para cuidar a la tortuga

Para hacer un resumen, estos elementos son los básicos que necesitas para cuidar a tu tortuga:

Espero que con estos consejos aprendas los cuidados de las tortugas de agua.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.