Diferencias entre las tortugas terrestres y Galápagos

Seguramente si te gusta el mundo de las tortugas habrás pensado en qué se diferencias las tortugas de las Galápagos. Es así como se le llama a una especie de tortugas gigante que habitan en las Islas Galápagos. Las tortugas terrestres tienen sus propias características y, a pesar de que las Galápagos también son terrestres, tienen otras características diferentes. En este artículo hablaremos sobre las características principales de cada una y las diferencias que podemos encontrar en ambos tipos de tortugas.

¿Quieres saber las diferencias entre tortugas terrestres y Galápagos? Sigue leyendo y lo descubrirás 🙂

Características principales de las tortugas terrestres

Las tortugas terrestres comunes son reptiles bastante queridos por el ser humano por ser dóciles y tranquilos. Estas características les ayudan a convertirse en auténticas mascotas. Son conocidas como tortugas domésticas.

Una característica muy conocida por este tipo de tortugas y extendido por todo el mundo es la capacidad de esconderse en su caparazón. Esconder tanto las extremidades como la cabeza dentro de su duro caparazón para protegerse es algo esencial para su supervivencia. Cuando son atacados por depredadores esta es su única salida, puesto que son bastante lentas.

El grosor de las tortugas varía mucho dependiendo del tipo de especie y el seco. La columna vertebral está unida al caparazón para darle consistencia y dureza. Si el caparazón de la tortuga es dañado por algún golpe o ataque, la tortuga podría tener graves problemas para su supervivencia. Incluso en situaciones en las que el daño es severo, podría tener problemas de respiración.

En periodos donde el alimento abunda más y las temperaturas son más agradables, pueden gastar parte de la energía que tienen en mudar la piel y algunas partes del caparazón. Esto lo hacen para eliminar la piel que se hace vieja y débil y fortalecerse más de cara a sobrevivir. Como he mencionado en muchos artículos, las tortugas terrestres no son capaces de regular la temperatura por sí mismas. De modo que su metabolismo está completamente vinculado a la temperatura que haya en ese momento.

Esta es una de las razones por las que este tipo de tortugas suele tener un periodo de hibernación. Lo hacen cuando las temperaturas son muy bajas y el metabolismo no les permite regular la temperatura estable con el sol. Entonces mediante la hibernación ahorran energía.

Características de las tortugas Galápagos

En este caso podemos destacar el tamaño increíble de estas tortugas con respecto a otras. Por ello se les llaman tortugas gigantes. Estas tortugas tienen la capacidad de crecer tanto que pueden llegar a los dos metros de longitud en su etapa adulta. Son las tortugas más pesadas también y esto les hace ser completamente distintas.

Algunos ejemplares pesados han llegado a 250 kg. Una barbaridad teniendo en cuenta que eso les dificultaría el desplazamiento. Pero es que apenas tienen depredadores naturales. Con ese tamaño y la dureza tanto de su piel como de su caparazón, la hacen casi invulnerable a ataques de animales carnívoros.

Poseen un pico con forma ósea que emplean para alimentarse y es condicional para su supervivencia. Conforme se van desplazando de una zona a otra utilizan su pico para ir apartando y cortando las ramas que hay por medio. Podemos encontrar tortugas de las Galápagos de colores predominantemente negros, verdes y marrones.

La piel es bastante rugosa, dura y con escamas. Por ello, los depredadores no se atreven a arriesgarse ante una piel de tales características. Dependiendo de la especie de tortuga gigante nos podemos encontrar con diferencias en las estructuras de su caparazón y su piel. De entre todas las tortugas, son las más longevas conocidas. Una de ellas pudo vivir hasta 225 años y murió naturalmente en un zoo de El Cairo (véase Cuánto vive una tortuga).

El tamaño y longevidad de estas tortugas le han hecho ser objeto de creencia en culturas de muchas tribus y pueblos. Su tranquilidad transmite sabiduría y paz.

Diferencias entre las Galápagos y tortugas terrestres

Una vez conocemos las características de los dos es fácil reconocer las diferencias principales entre cada una de ellas. La principal es el tamaño. No podemos comparar la tortuga más grande conocida de las comunes con una de tamaño de las Galápagos. Otra diferencia clara es el tipo de caparazón y las extremidades. Las tortugas comunes sí pueden esconder sus extremidades y cabeza en el caparazón, pero las tortugas gigantes no.

En cuanto al crecimiento, las tortugas Galápagos tienen un crecimiento mucho más lento puesto que tienen que alcanzar tamaños mayores. El peso también es otra diferencia clara. Podemos decir que todas las tortugas, por lo general, son animales lentos y pesados. Pero si las comparamos entre sí, podemos ver que las tortugas comunes no llegan a los 100 kilos, mientras que las gigantes rondan los 200 kilos.

Esperanza de vida

La esperanza de vida de ambas tortugas son altas. Sin embargo, las tortugas Galápagos no tienen tantos peligros a los que enfrentarse dado que, por su tamaño y dureza, no tienen tantos depredadores como las terrestres comunes. Es entonces cuando debemos saber diferenciar entre el tiempo potencial de vida y el tiempo real de vida.

El primero se refiere a la cantidad de años que puede vivir una tortuga en condiciones óptimas de crecimiento, alimentación y hábitat natural. Entendemos por un hábitat óptimo aquel en el que abunda el alimento, el clima es favorable y no existen depredadores que puedan acabar con sus vidas o ponerlas en riesgo. Es entonces en estas situaciones donde debemos hacer hincapié, ya que en condiciones óptimas ambas tortugas podría durar casi lo mismo.

Por otro lado, si tenemos en cuenta el tiempo de vida real, nos damos cuenta que las Galápagos sufren menos estrés a lo largo de sus vidas, por lo que pueden tener una vida más tranquila y larga. Sí que hay que mencionar que las tortugas domésticas duran más años dadas las condiciones tan buenas a las que se les tiene continuamente.

La última diferencia observable es el tipo de pezuña. Las tortugas gigantes las tiene más grandes y duras que las comunes para poder soportar todo el peso y aún así provocar daños a sus rivales.

Espero que con esta información sepas diferenciar todas las características de ambos tipos de tortugas.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.