Tortugas domésticas

Existen miles de especies distintas de tortugas, tanto terrestres como marinas. Sin embargo, sólo aquellas cuyas dimensiones y características se amoldan a la vida cotidiana del ser humano pueden convertirse en auténticas mascotas. Se trata de las tortugas domésticas. Si estás pensando en adoptar una tortuga, tendrás que conocer bien todas las características y necesidades que tiene. De lo contrario, acabarás por abandonar a tu mascota y dañar gravemente los hábitats y al propio animal.

En este artículo te vamos a contar algunas de las claves más importantes para el cuidado de tu tortuga doméstica y las especies más comunes. ¿Quieres saber todo sobre las tortugas domésticas?

Generalidades

Si cuidas de forma correcta a tu tortuga se puede convertir en toda una mascota ideal. Su caparazón es de los órganos más duros que existen en la naturaleza. Es una protección que les ayuda a prevenir las lesiones y golpes que le pueden causar lo depredadores en estado natural. Su movimiento es bastante lento y, por ello, necesita de protección externa.

A lo largo de todo el mundo existen muchos tipos de tortugas con características y modos de vida muy distintos. Cada especie necesita de unos cuidados específicos para poder crecer correctamente, A continuación te vamos a contar las necesidades de algunas de las tortugas domésticas más importantes que se tienen hoy en día.

Tortuga de Florida

Una tortuga de Florida tiene una cáscara de alta cúpula y patas no palmeadas. La concha tiene una bisagra que le permite unir la mitad inferior de la carcasa firmemente contra la parte superior, tras haber escondido su cabeza y las extremidades. El diseño está preparado para protegerla ante el ataque de cualquier depredador que se pueda encontrar en su hábitat natural.

Esta tortuga puede tener unas dimensiones de unos 15 centímetros como máximo, lo que la hace ideal para ser una mascota. Si quieres que tu mascota sobreviva bien en la vida en cautiverio, tienes que asegurarte que desde que era una cría ha estado en cautiverio. De lo contrario, su proceso de adaptación será mucho más complejo y puede que no tenga éxito.

Hay que prestar mucha atención al cuidado de estas tortugas. Si lo haces bien, podría durarte toda la vida. Comenzamos por la vivienda o el recinto donde va a estar la mayoría del tiempo. Necesita de un acuaterrario que sea mitad piscina mitad tierra. A estas tortugas les encanta salir a tomar el sol para regular su temperatura interna, pero también necesita de agua para nadar.

Estará felizmente en una jaula que sea de unas dimensiones que le permitan moverse o en un hábitat al aire libre. Puede ser un estanque y un jardín donde la tortuga pueda bañarse y salir a tomar el sol. Necesitan una temperatura que esté siempre por encima de los 15,5 grados. Si las temperaturas son frecuentemente inferiores, tendrás que ponerle luz artificial o una piedra que le ayude a calentarla. Hay que recordar que estas tortugas no pueden regular la temperatura corporal por sí misma.

El fondo de la caja de la tortuga debe ser cubierta por una mezcla de arena, mantillo de hojas, tierra para macetas y musgo. El sustrato hay que regarlo cada día para mantener el recinto con una humedad adecuada. Si la humedad no es la requerida, la tortuga de Florida puede sufrir de resequedad en los ojos y las vías respiratorias. Esta especie se beneficia si tiene variedad de troncos y rocas para tenerla a modo de madriguera.

En cuanto a la alimentación, esta tortuga requiere de agua potable fresca a diario. Así pueden defecar en ella. Su dieta es omnívora. Hay que darle insectos, gusanos, fruta y verdura a diario. La comida se le coloca en la piedra plana para simular los ambientes naturales.

Tortuga de orejas rojas

La tortuga de orejas rojas es otro tipo de tortugas domésticas. Es capaz de crecer entre 15 y 30 centímetros. Necesita de un acuario de tamaño entre 30 y 50 galones. Es importante que el agua tenga un sistema de filtración que la mantenga limpia. La temperatura óptima está entre 24 y 30 grados. Si la temperatura del exterior es más fría, será necesario poner un calentador que la aumente.

En los días más cálidos es mejor sacarla al exterior para que tome tranquilamente el sol. Si se calienta demasiado, necesitará un lugar a la sombra. Su alimentación tiene que ser a base de alimento comercial para tortugas. Su dieta se puede completar con zanahorias o verdura verde.

Tortuga pintada

La tortuga pintada puede crecer hasta 25 pulgadas de tamaño y llegar a vivir unos 25 años. Necesita un entorno similar a la anterior tortuga. Debemos proporcionarle un área para poder calentarse. La temperatura debe estar entre los 15 y 32 grados.

Necesita entre 10 y 12 horas de iluminación al sol para simular a su entorno natural. Debe alimentarse con peces goldfish y pequeños trozos cortados de pollo. Los alimentos comerciales también son una buena opción acompañados de hojas verdes.

Tortuga china

La tortuga china es bastante popular para criar en cautiverio. Tienen unas dimensiones den 15 centímetros y una esperanza de vida de 25 años. Son las tortugas que realmente disfrutan con las caricias y una manipulación cuidosa. Requieren los mismos cuidados que la tortuga de orejas rojas y la tortuga pintada.

Tortuga del bosque

La tortuga del bosque puede medir hasta 22,86 cm de longitud. Pueden vivir bien tanto en recintos interiores como exteriores. Si el recinto es interior, se debe cubrir el fondo con grava y colocar una bañera poco profunda con agua en el centro. Utilizaremos plantas que no sean tóxicas para evitar envenenamiento. Una roca es buena opción para que pueda calentarse.

Si es al exterior tenemos que garantizarle zonas al sol y a la sombra. Es una tortuga excepcionalmente resistente. La tortuga del bosque prospera cuando se han satisfecho sus necesidades de alimentos y vivienda básicas.

En cuanto a su alimentación, debe ser rica en carne. Una buena opción es ofrecerle comida húmeda para gatos. También es bueno darle hoja verde cada dos o tres días y algo de fruta.

Tortuga rusa

La tortuga rusa es capaz de medir hasta 25, 4 centímetros de longitud. Es una de las tortugas más longevas de las que se puede tener en cautividad, ya que pueden durar más de 100 años.

Necesita un acuaterrario de unos 75 galones o más grande de tamaño. Es mejor tenerlas en aire libre si el tiempo lo permite. Para que no se escape a conciencia, se deben disponer de unas vallas enterradas por debajo de la superficie de la tierra de al menos unos 20 centímetros. Son muy aventureras e intentarán escalar las vallas.

En cuanto sus cuidados, necesitará una temperatura bastante alta entre los 32 y 35 grados, aunque es capaz de tolerar algunas noches más frías de 15 grados. Prefieren ambientes con humedad más baja. La alimentación debe basarse en verduras de hoja ancha y mucha agua fresca. Sin el agua puede llegar a acumular ácido úrico. Su comida favorita es el diente de león.

Con estos consejos podrás elegir a las mejores tortugas domésticas para tu hogar.


Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.