Los mejores terrarios para tortugas de tierra

Si estás iniciándote en el mundo de las tortuga, debes saber que  existen muchas especies de tortugas que sirven como mascotas, ya que son consideradas tortugas domésticas. A lo largo del mundo existen tortugas marinas, de agua dulce, gigantes y terrestres. Dentro de estas últimas nos encontramos con bastantes especies que pueden convertirse en nuestra mascota y estrechar fuertes vínculos. Sin embargo, necesitan un equipo necesario para vivir en casa o en el jardín.

En este artículo te vamos a explicar cómo debes cuidarlas bien y te enseñaremos los mejores terrarios para las tortugas de tierra. ¿Quieres conocer más acerca de ello? Sigue leyendo 🙂

Equipo doméstico

Aunque las tortugas puedan vivir en sus hábitats naturales perfectamente, necesitan un periodo de acondicionamiento para adaptarse a las formas de vida que tienen en cautividad. No es lo mismo deambular por un ecosistema libre que estar en un espacio más reducido. Evidentemente, si queremos que nuestra tortuga pueda vivir bien y crecer feliz deberemos reemplazar el ecosistema natural a un equipo doméstico.

Para que nuestra tortuga sufra lo menos posible, el hábitat artificial que le preparamos debe ser lo más parecido a su hábitat natural. Para estos casos tenemos los terrarios. Y es que estos habitáculos forman parte del equipo básico que requieren las tortugas para lograr un buen lugar donde crecer sin tener problemas. Las tortugas de tierra tienen la ventaja de que pueden caminar por casa libremente y podemos sacarlas al jardín para que tomen el sol natural directamente.

Mientras más crecen y se convierten en individuos adultos, más espacio necesitan. Por ello, es aconsejable que las tortugas adultas vivan en el exterior. Hay que pensar que las tortugas tienen una esperanza de vida mucho más larga que otras mascotas como los perros y gatos. Si las cuidamos bien, pueden llegar a durar entre 50 y 100 años (más que algunas personas). Es de vital importancia que, si estás pensando en adquirir una tortuga doméstica, sea porque realmente te estás comprometiendo con el animal durante el resto de tu vida prácticamente.

Para que la tortuga no pueda escapar y tenga todas sus necesidades a mano están los terrarios

Terrarios para tortugas y su función

Los terrarios ofrecen a las tortugas el espacio que necesitan para estar tranquilas y crecer. En definitiva, es como si el ecosistema natural lo comprimiéramos en un espacio más reducido. Cuando más grande sea el terrario, más libertad tendrá la tortuga para andar y moverse. Mientras son pequeñas, puedes apañarte bien con un terrario más pequeño.

Lo ideal es disponer de un espacio de 50×75 y 20 cm de altura, puesto que el tamaño máximo de las tortugas terrestres domésticas no sobrepasan los 25 cm. Con este espacio las tortugas podrán disponer de un lugar donde tener el comedero, el agua y un refugio. Hay que tener en cuenta que, si el terrario es pequeño en un principio, la tortuga no podrá desarrollarse bien conforme crece.

Aunque la mayor parte del tiempo estén dentro del terrario, las tortugas también deben salir al aire libre para tomar el sol y pasear. Lo recomendable es que estén frente a la luz del sol directo durante unas 4 horas al día. Si no dispones de tiempo o jardín donde puedan solearse, deberás instalar una bombilla especial para tortugas que emite radiación UVB/UVA para que simule los rayos de sol.

Sin estos rayos UVB el animal no podrá sintetizar la vitamina D3 que necesitan para absorber el calcio de los alimentos. El calcio lo necesitan para endurecer su caparazón.

Condiciones necesarias para la tortuga

La tortuga no solo necesita un espacio donde vivir, sino unas condiciones similares al hábitat natural de donde proviene. Cada especie de tortuga es distinta y crece en ecosistemas con características únicas. Por ejemplo, existen especies como la tortuga china que crece en ecosistemas distintos a los que lo hace la tortuga moteada.

Hay que recordar que son animales de sangre fría, por lo que no pueden regular el calor por ellas mismas. Necesitan de una fuente de calor y un gradiente térmico que les ayude a regular su temperatura corporal. Por lo general, la temperatura ideal para que las tortugas se encuentren bien en el terrario ronda los 20 y 30 grados. Si la época del año favorece las temperaturas altas, no tendrás que añadir nada extra para aumentar las temperaturas.

Aquellas especies de tortugas que son de origen tropical necesitarán un humificador del ambiente. Recordemos que, pase lo que pase, debemos recrear con el máximo detalle el hábitat natural de donde proviene. Las tortugas tropicales están acostumbradas a un ambiente con una humedad alta. Por ello, el humificador puede venir muy bien para que se “sienta como en casa”.

En lo que se refiere a la alimentación, el terrario debe disponer de un cuenco donde puedas colocarle la comida y que sepa dónde está siempre. Es aconsejable colocarle la comida siempre en el mismo lugar para que mejore su memoria. Lo general es una dieta herbívora variada. Puedes darle algunas plantas silvestres que no contengan pesticidas.

En cuanto a la carne, hay que tener cuidado ya que el estómago de las tortugas no está preparado para asimilar grandes cantidades de proteína. Es mejor darle vegetales. También necesitarán suplementos de minerales y vitaminas para estar siempre fortalecidas.

Los mejores terrarios para tortugas de tierra

Los terrarios deben tener su parte acuática para que las tortugas se puedan bañar y refrescarse. Este modelo tiene una perfecta “piscina” y colores bastante llamativos que harán un buen contraste con el color de la tortuga de orejas rojas.

También puedes decantarte por terrarios con características más naturales. Este tipo de terrario tiene una cueva que parece natural para darle más realismo al hábitat. Recuerda que las tortugas necesitan de un refugio donde sentirse seguras y protegidas en todo momento.

Una vez tengas tu terrario puedes modificarlo y añadirle accesorios para decorarlo y cambiar un poco el estilo. En este caso podrás veruna isla flotante para que tu tortuga tenga otras perspectivas y entretenimiento.

Como puedes ver, cuidar a las tortugas domésticas no es algo que se debe tomar a la ligera. Espero que con esta información puedas comprar el mejor terrario para tu mascota.


Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.