Tortuga carey (Eretmochelys imbricata)

Hoy vamos a hablar de la tortuga carey. Su nombre científico es Eretmochelys imbricata y están en grave peligro de extinción dado los importantes impactos ambientales que sufren sus nidos, sus hábitats, la excesiva captura de huevos, la pesca incontrolada, la contaminación y la expansión urbana en las costas.

Es una tortuga marina con gran belleza y catalogada por muchos expertos como la más bonita de todas las especies de tortuga marina. Posee cualidades que la hacen única. ¿Quieres descubrir a este animal tan especial y saber todo sobre ella?

Característica de la tortuga carey

Su piel es bastante delgada y flexible. Posee un moteado con un color marrón. Su tamaño es aproximadamente entre 90 y 60 cm de largo, por lo que es mediana. Pesa entre 40 y 60 kg. El caparazón es más alargado y presenta los escudos imbricados con el borde aserrado. En el caparazón presentan 5 escudos vertebrales, 4 pares de escudos laterales, un número variable de escudos marginales (>10 pares) y dos escudos supracaudales. En este caso, el escudo nucal no tiene contacto con el resto de escudos laterales. Eso las diferencia completamente de la tortuga boba (Caretta caretta).

En la cabeza nos podemos encontrar con dos pares de escamas prefrontales y tres pares de escamas postorbitales. Presenta una boca de pico que la hace parecer un ave de presa. El pico está bastante afilado. Sus aletas delanteras tienen un tamaño superior al del resto de tortugas y las aletas posteriores disponen de dos uñas cada una.

Para diferenciar entre macho y hembra se tiene observar la cola. La del macho es de mayor tamaño y sobresale del margen posterior del caparazón. Además, las aletas del macho tienen mayor tamaño y son más curvadas y fuertes.

La coloración de la tortuga carey va alterándose conforme avanzan de edad. Se va tornando más oscura y va desarrollando las manchas oscuras. La esperanza de vida suele ser entre 30 y 50 años.

Hábitat y área de distribución

Las tortugas carey habitan las zonas más tropicales y suelen nadar cercana a la superficie. Rara vez se la encuentra nadando a más de 20 metros de profundidad. Por lo general, van nadando cerca de los arrecifes de coral, las lagunas ribereñas poco profundas y las zonas más rocosas. También se las ha encontrado en algunas bahías y estuarios de manglares.

Su área de distribución se encuentra en la zona circuntropical. Esto es, todos los océanos y mares asociados entre la latitud 30° N y 30° S. Lamentablemente no las podemos encontrar en el mar Mediterráneo.

Frecuentemente se les puede ver más en las zonas cerca de Puerto Rico, las Islas Vírgenes, en la costa de Texas y en Florida.

Alimentación

Por lo general son animales omnívoros cuya dieta es bastante tóxica. Esto se debe a que consume, sobretodo, erizos de mar, yerbas marinas, pequeños animales, percebes, etc. Su comida favorita son las esponjas. En la zona del Caribe donde también hay más tortugas carey, se alimentan solamente de esponjas. Son capaces de ingerir cerca de 540 kg de esponjas al año.

Algunos tipos de esponjas tienen toxicidad. Sin embargo, la capacidad de la tortuga carey para absorber los tóxicos es increíble. Posee una grasa anatómica que puede absorber las toxinas sin que enferme. Por ello, la carne de la tortuga es muy tóxica para los humanos.

Reproducción

Estas tortugas alcanzan la madurez sexual entre los 20 y 40 años de edad. Es bastante tardío si comparamos su esperanza de vida de entre 30 y 50 años. Esto conlleva a que estén más afectadas por las distintas amenazas y su estado de conservación esté en detrimento.

El apareamiento de esta especie se produce solamente cada dos o tres años y se da en aguas poco profundas. La época de apareamiento es entre los meses de abril y noviembre. El proceso de nidación dura unas tres horas. Al igual que otras especies de tortugas, las carey van en busca de un lugar adecuado para realizar el desove. Por cada puesta son capaces de poner entre 90 y 140 huevos.

Los huevos eclosionan pasados dos meses y salen en busca del agua. Cuando nacen, tan sólo pesan unos 24 gramos y su caparazón mide 2,5 cm de largo.

Como podéis ver, son de reproducción muy lenta, tardía y poco frecuente, por lo que están gravemente afectadas como veremos a continuación. Además, un reciente estudio por parte del equipo científico de la NOAA publicado en la revista Current Biology muestra que el 99% de los nacimientos de las carey son hembras.

Estado de conservación y amenazas

Las poblaciones de tortuga carey han disminuido en un 80% a lo largo del último siglo. Esto las hace están en grave peligro de extinción. Actualmente sólo hay cinco poblaciones en todo el mundo que tienen más de 1000 hembras que anidan anualmente. Se tiene registrado de que una colonia de anidación en la isla de Milman en Queensland, Australia es la mayor población tortugas de carey en el planeta.

Aunque están protegidas por el convenio CITES, sus principales amenazas son:

Avance en la población costera

La iluminación artificial de las playas hace confundir a las crías por su destino auténtico que es el mar alumbrado por la luna. Estas distracciones hacen que sean cazadas más fácilmente por sus depredadores.

Sobreexplotación

Son muy comercializados por sus placas preciosas del caparazón de color cobrizo y amarillo que se fabrican en elementos de la concha para joyas y ornamentos. En las últimas décadas, el este de Asia ha proporcionado un mercado ávido de carey. Pese a su protección actual en la CITES y muchas leyes nacionales, aún hay un sinnúmero de alarmante el comercio ilegal de conchas y productos de carey.

Destrucción del hábitat

Debido a que el cambio climático está provocando la destrucción de los arrecifes de coral, los comestibles de la tortuga carey están disminuyendo.

Contaminación marina

La contaminación de los mares y océanos provoca graves daños en las tortugas. Deben nada en aceite y pierden su capacidad de “plañir” sal de distancia extra. También dificulta su respiración.

El derrame de petróleo en el Golfo de México ha perjudicado a las tortugas marinas de manare muy fuerte

Como podéis ver, esta tortuga es muy preciada pero a su vez muy afectada por el ser humano. Se deben tomar acciones para proteger sus poblaciones y recuperar la especie antes de que llegue a la extinción.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.