Tortuga de florida (Trachemys Scripta Elegans)

Hoy vamos a hablar de una tortuga que puede ser considerada una mascota al igual que la tortuga china. Se trata de la tortuga de Florida. Su nombre científico es Trachemys Scripta Elegans y pertenece a la familia Emydidae. Es una tortuga que hasta incluso actuando como mascota, es capaz de defenderse como si fuera salvaje.

Si quieres conocer las características, alimentación y los cuidados necesarios de esta tortuga, este es el post indicado 🙂

Características principales

Se trata de un animal bastante sencillo y tranquilo. Es conocido también por el nombre de galápago de Florida. Entre las características que las hace diferenciarse de otras tortugas nos encontramos con su mancha roja y pequeña a los dos lados de la cabeza. Esta mancha sirve perfectamente para diferenciarla de otras especies como clave especial.

Su tamaño ronda entre los 12 a 20 centímetros de longitud. Por ello es que es considerada una buena tortuga para tenerla como mascota. En algunos lugares se han llegado a encontrar ejemplares que miden hasta 30 centímetros, pero no suele ser común.

Es una tortuga diurna y bastante activa. Es importante que se encuentre en contacto con el agua de una forma continuada. En cautividad suelen sufrir bastante si no se les cuida correctamente.

Hábitat y área de distribución

La zona donde naturalmente se encuentra la tortuga de Florida es en la zona suroeste de los Estados Unidos y el noroeste de México. Ha sido criada frecuentemente en granjas de EEUU con el objetivo de venderlas por todo el planeta como mascota. Por lo general, son tortugas muy preciadas y hay ejemplares que se venden a buen precio.

El problema de aparcarlas de su ecosistema natural, es que sufre bastante como los cambios ambientales. Es posible que este continuo malestar desencadene en un futuro la posibilidad de desarrollar enfermedades. Si no se hubiera dado esta situación de tomarla como mascota, se podría haber evitado.

Es muy importante que, aunque se encuentre en cautiverio, las condiciones generales se parezcan lo máximo posible a las reales.

Alimentación de la tortuga de Florida

La alimentación de la tortuga de Florida depende mucho de la edad a la que se encuentre. Este animal no come siempre lo mismo. Cuando son más jóvenes requieren de alimentos más ricos en proteínas, por lo que tendrá una dieta mayoritariamente carnívora. Sin embargo, cuando ya han alcanzado la etapa adulta, se caracteriza por comer vegetales.

Es importante que la dieta sea variada en todo momento, pero priorizando su ingesta de comida. Cuando es más carnívora, se alimenta de crustáceos, insectos acuáticos, anfibios (principalmente las larvas más pequeñas) y algunos moluscos. Si el alimento escasea, recurren a la carroña.

En la etapa en que la es adulta y come más vegetales, añade a su antigua dieta plantas acuáticas como nenúfares, raíces y algunos tubérculos. Esto lo hace por el extra de nutrientes que aportan los vegetales.

Si la tenemos como mascota, le podemos dar unas 3 veces en semana carne de pollo, ternera o cordero. Aunque suene raro, la comida para gatos también sirve para la tortuga de Florida. Para que no se colapse con tanta proteína de la carne, debemos complementar su dieta con lombrices, plátano, manzana y lechuga. Se pueden espolvorear los productos con minerales y vitaminas unas dos veces en semana para aumentar su nutrición.

Reproducción

En las tortugas de Florida, el macho suele ser más grande que la hembra. Puede llegar a medir fácilmente 30 cm, mientras que las hembras se quedan en 20 cm. Además, los machos tienen las uñas y la cola más largas.

La época de apareamiento tiene lugar entre los meses de marzo a junio. El cortejo se basa en masajes que le da el macho a la hembra. Para ello utiliza las uñas de las patas anteriores a la cabeza de la hembra. El apareamiento comienza cuando la hembra se introduce en el agua tras el cortejo. Esto significa que la hembra acepta.

Durante la época reproductiva, la hembra es capaz de poner hasta tres puestas en intervalos de un mes. No es raro ver si sólo pone una puesta en todo el periodo de marzo a junio. Lo hace en un agujero que cava con ocho centímetros de profundidad. En cada puesta pone entre 5 y 20 huevos.

Las crías nacen en los periodos entre junio y julio, tras un periodo de incubación de unos 2 o 3 meses. La temperatura perfecta para su incubación es de 30 grados. Cuando nacen, las crías tienen un caparazón de tan sólo dos centímetros de longitud.

Las crías, a pesar del poco tamaño que tienen al nacer, crecen demasiado deprisa. En tan solo tres años de vida habrán aumentado el doble de peso y tamaño por cada año.

Por lo general, alcanzan la madurez sexual a los cuatro años, aunque también se ha dado casos en los que la consiguen con dos.

Prohibidas en España

Estas adorables tortugas están prohibidas en España. La razón es porque el Ministerio de Medioambiente le ha introducido en el Catálogo y Listado de Especies Exóticas Invasoras. Esto se debe a que constituyen un grave peligro para algunas especies autóctonos y sus hábitats. Los ecosistemas naturales tienen un equilibrio ecológico que depende enteramente del número de especies y su abundancia. La tortuga de Florida es invasora, por lo que tiendea desplazar a las especies españolas.

Está incluida en un listado de más de 100 especies exóticas invasoras más dañinas, catalogadas por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Puesto que algunas tortugas son capaces de alcanzar un tamaño superior a lo nombrado, muchos dueños las sueltan en plena naturaleza. Esto hace destruir los hábitats de otras especies e incluso hacerlas desaparecer. La tortuga de Florida no tiene depredador en los ecosistemas españoles. Por ello, puede reproducirse y crecer sin parar.

Al ser más grandes, más voraces y más agresivas que los galápagos que siempre han habitado la Península Ibérica, están llevando a esta última especie a una situación crítica de peligro de extinción.

Como podéis ver, es necesario que si tenéis una mascota, no la abandonéis bajo ningún concepto sin saber qué daños puede provocar. Recordar que las mascotas no son juguetes, sino seres vivos.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.