Tortuga de orejas rojas (Chrysemys scripta elegans)

Hoy vamos a hablar de la tortuga de orejas rojas. Su nombre científico es Chrysemys scripta elegans y se trata de una tortuga acuática. Se diferencia de las demás por tener una alta capacidad nadadora. Les encanta tomar el sol en las rocas cerca de la superficie del agua. Se puede tener como mascota y necesitará de unas condiciones y cuidados especiales.

Si quieres aprender toda la biología y los cuidados de la tortuga de orejas rojas, este es tu post 🙂

Características principales

Estas tortugas son de sangre fría, por lo que necesitan de algunas fuentes externas de calor para mantenerse calientes. Por ello, siempre que puede, sale del agua y se pone a tomar el sol el mayor tiempo posible. De esta forma consigue regular su temperatura corporal. Durante el día, se les puede observar tomando el sol. Cuando llega el invierno, para luchar contra las temperaturas tan bajas, se guarecen en su madriguera. La construyen bajo tierra para salvaguardarse de las lluvias, viento y el frío.

Esta tortuga tiene algunos requisitos básicos que se deben mantener si se quiere tener como mascota. Lo ideal es que se les aporte calor, agua potable y una dieta que le permita realizar sus actividades metabólicas. Esta tortuga es más sensible que otras que también son elegidas como mascotas. Por ello, más adelante, vamos a hacer hincapié en algunos aspectos para que se cuide correctamente.

En cuanto a su tamaño, llegan a alcanzar los 30 cm de adulto y tan sólo 2,5 cm de crías. Son suficientemente pequeñas como para tenerlas de mascota. Por ejemplo, en Estados Unidos su venta está prohibida su venta con un tamaño menor a 10 cm. Esto se hace para evitar la enfermedad de la salmonelosis que puede afectar a los propietarios si son tan pequeñas.

Tamaño: Las crías de tortugas de orejas rojas son de aproximadamente 2,54 centímetros de diámetro. Un ejemplar puede crecer en su desarrollo hasta 30,48 centímetros de largo.

Alcanzan la madurez sexual entre los dos y cuatro años de edad. Las hembras maduran más tarde que los machos. Pueden tardar hasta cinco y siete años en estar listas para la reproducción. También tienen un tamaño mayor al de los machos, que tienen la cola más alargada.

Generalidades

La tortuga de orejas rojas es de color verde con rayas de color amarillo más brillante. Lo que las diferencia de otras y las hace reconocible es, como su nombre indica, un parche de color rojo detrás de cada ojo. También se pueden encontrar ejemplares que tengan un parche de color rojo en la parte superior de la cabeza.

Las patas son palmeadas y tiene fuertes garras. Cuando son crías, tienen el caparazón de color verde con finos patrones verde-amarillos y marcas de color verde oscuro. Conforme van madurando, el caparazón se va tornando color más amarillo o verde olivo.

Su esperanza de vida en buenas condiciones puede rondar entre los 50 y 70 años.

Distribución y hábitat

La distribución de la tortuga de orejas rojas va desde Illinois hasta el Golfo de México. También se le encuentran por toda la costa este y oeste de Texas. Se puede encontrar también en otras regiones pero es debido a que los dueños las abandonan tras crecer.

Su hábitat es el agua o cerca de ella. Se encuentran preferentemente en lagos, pantanos y aguas en movimiento lento. También se pueden encontrar en ríos y lagos, aunque con menor frecuencia. Se aprovechan de estas zonas para tomar el sol y suministrarse de alimentos. Para hibernar prefieren las zonas más al norte.

Acuario para la tortuga de orejas rojas

Si la quieres tener en casa, debes tener en cuenta que estas tortugas necesitan un hogar que se asemeje al suyo. Necesitan de una zona cálida y seca donde tomar el sol y que también tenga agua para nadar. Lo más aconsejable es comprar un acuario de vidrio o acrílico para que pueda cumplir dichas funciones. También se pueden poner en una piscina infantil o un estanque de jardín.

La tortuga va a crecer hasta unos 30 cm, cosa que muchos dueños olvidan. Conforme más crece, su necesidad es mucho mayor. Si la quieres tener en acuario, al menos debe tener 208 litros de agua. Pensando en su esperanza de vida, si adquieres una tortuga, probablemente te acompañe el resto de tu vida. Para evitar comprar varios acuarios, compra el más grande desde primera hora. Así la tortuga podrá adaptarse poco a poco conforme se desarrolla.

El acuario debe tener una vía para que pueda salir fácilmente para tomar el sol. El sustrato más adecuado es la grava, tanto lisa como gruesa. Esta grava se emplea para hacer la pendiente por la que saldrá del acuario. Se puede emplear corteza de corcho y algunos trozos de madera para crear una plataforma más estable y sirva para su calentamiento.

La cubierta del acuario debe ser hermética para que la tortuga no se escape. Es mejor no utilizar plantas de plástico, ya que puede que intente comerlas.

Temperatura, luz y agua

La temperatura de la zona del acuario debe permanecer rondando los 24 grados. Si nuestra zona es más fría, podemos colocar un calentador o bombilla que nos ayude a mantener la temperatura más alta. La temperatura del sitio donde toma el sol debe estar entre 29 y 32 grados. Es importante que la tortuga no entre en contacto con la bombilla o radiador que aporta calor.

La mejor luz que podemos darle es la solar. Está garantizado que es la más saludable, aunque en el interior del agua no será muy efectiva para elevar la temperatura. En cuanto a la temperatura del agua, debe estar entre 24 y 30 grados. Mantener la temperatura del agua así es más complejo, sobre todo en invierno. Estos requerimientos hacen que cuidar a la tortuga de orejas rojas sea más complejo que el resto. Si la temperatura del agua está por debajo, ralentizaremos su metabolismo y podrá tener problemas de salud y digestivos.

Se puede mantener una temperatura mayor con un calentador de acuario de fondo. La calidad del agua es fundamental para que su salud se mantenga estable. Los restos de alimentos no consumidos, las heces y orina contaminan el agua favorece la aparición de bacterias y virus. Es importante mantenerlo siempre limpio por salud y estética.

Alimentación

Por último, debes saber que los ejemplares jóvenes son carnívoros y se vuelven omnívoros conforme crecen. La dieta tiene que ser equilibrada y añadir fuentes de proteína. Puesto que se alimentan muy suciamente, es mejor moverlas de sitio para alimentarlas. De lo contrario dejarán el acuario sucio.

Es aconsejable esperar 15 minutos tras alimentar a la tortuga para volver a meterla en el acuario.

Con esta información podrás cuidar perfectamente a tu tortuga de orejas rojas. No olvides que es muy complicada de cuidar y que durará toda tu vida. ¡Piénsalo bien antes de comprarla y luego abandonarla!

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.