Tortuga pintada (Chrysemys picta)

Una de las tortugas más atractivas para todas aquellas personas amantes de los reptiles es la tortuga pintada. Su nombre científico es Chrysemys picta y son muy demandadas como mascotas. Normalmente están siempre alertas y pasan la mayor parte del tiempo evitando el contacto con otros animales. Sin embargo, sin esperarlo, de momento se vuelven mansos y se les puede tocar y acariciar.

Si quieres conocer todos los requisitos que necesita para su correcto cuidado y conocerla a fondo, sigue leyendo 🙂

Características principales

Estas tortugas se suelen zambullir en el agua del recinto donde viven y salen a la superficie rápidamente y únicamente para ver si se le ha dado alimento. Sus necesidades son bastante modestas y son bastante resistentes si se les cuida correctamente. Estas tortugas son consideradas de las más bellas en apariencia, aunque tienen comportamiento similar a otras tortugas.

Este animal no figura en ninguna lista de especies amenazadas, por lo que podemos respirar tranquilos.

Son consideradas las tortugas más bellas que habitan en los Estados Unidos. Existen cuatro subespecies que difieren principalmente en el color del caparazón. Pueden ser de color verde oscuro con plastrones de color rojo brillante y algunos garabatos complejos. Dispone de unos remolinos y varios diseños en amarillo y negro pálido que les hace destacar sobre otras especies.

Cuando alcanzan su edad adulta, son capaces de llegar medir entre 27 y 38 cm si son hembras y entre 12 y 15 si son machos. Como podéis observar, en esta especie las hembras son mucho más grandes que los machos. Esto no ocurre en otras especies de tortuga. Por comodidad y espacio, los machos son más utilizados como mascotas. Con un tamaño tan pequeño son fáciles de manejar y necesitan menos espacio para vivir en cautividad.

Área de distribución

La tortuga pintada se ha generalizado y extendido por todos los Estados Unidos. Principalmente se encuentran por las zonas fronterizas con Canadá hasta México.

Alimentación

Estas tortugas son carnívoras cuando son jóvenes. Principalmente se alimentan de pescado, grillos, gusanos y comida para tortuga flotante. Sin embargo, conforme va madurando, se va convirtiendo en un animal herbívoro. Cuando son más adultos se les puede ver disfrutando de algunas hojas de lechuga, jacinto acuáticos, col rizada y hasta lentejas de agua.

En cautiverio es más común alimentarlas con alimento comercial dado su precio y su comodidad. Si se tiene jardín con estanque, la tortuga pintada comerá las plantas acuáticas que haya en el recinto. Por ello, si tenemos en su recinto plantas decorativas, mejor que sean de plástico o no durarán ni dos días.

Los alimentos que necesita para mantenerse saludable deben ser sanos y variados. Es muy común encontrarnos con necesidades y problemas nutricionales cuando no son alimentadas bien. Los principales síntomas que nos podemos encontrar son defectos en su escudo. Ante estos síntomas debemos cambiar rápidamente su dieta a una más saludable y variada.

Cuidados de la tortuga pintada

Este reptil necesita de varios cuidados para que se encuentre en perfecto estado y pueda vivir muchos años.

Ambiente interior

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el recinto donde va a vivir. La construcción de este recinto puede ser fácil o difícil dependiendo de si tenemos un macho o una hembra. Si queremos tener una hembra debemos saber que su tamaño será mucho mayor, por lo que el recinto necesitará más espacio.

Una bañera grande será suficiente para poder tener a tres o cuatro adultos. Este recinto necesita de un sistema de filtración para mantener el agua en buen estado. Además, requiere de una lámpara con bombillas UVB emisoras de luz y un lugar de toma de sol con un foco de 100 vatios que impacte desde arriba.

Como es normal en estos animales, la tortuga pintada es amante del sol y el calor. Por ello, es aconsejable añadir un calentador sumergible de 250 vatios para que la temperatura del agua esté elevada unos grados más. La temperatura ideal para estas tortugas está entre 26 y 28 grados. Para cuidar a las crías se podría utilizar un acuario de al menos 20 galones.

Ambiente exterior

También podemos tener en cautividad a estas plantas en el exterior. Pueden vivir en estanques al aire libre y mantenerse saludables. No pueden resistir ambientes más fríos, por lo que estarán alerta durante todo el año. Dado que les encanta el sol, se puede añadir ramas y pilas de roca para que salgan un rato. También le daremos felicidad si colocamos gran cantidad de vegetación acuática.

Bajo ninguna circunstancia debemos liberar estas mascotas al hábitat salvaje. Tenemos que ser personas responsables con los animales que tenemos. De lo contrario, existen numerosos efectos negativos para las tortugas autóctonas del lugar donde vivas. Si la tortuga pintada es liberada a un ecosistema salvaje que no es el suyo, se pueden introducir enfermedades contagiosas y se conduce a la hibridación de especies entre las introducidas y las nativas. Todo esto conlleva a una pérdida genética en la evolución de la especie y una interrupción de las generaciones.

También existen muchas tortugas en cautiverio que han sido liberadas al hábitat salvaje y no sobreviven. Esto se debe a que no son capaces de soportar los cambios climáticos extremos y, al encontrarse débiles, son víctimas de depredadores.

Manipulación

Otra de las condiciones para cuidarlas bien es la manipulación. Aunque al principio estén siempre alerta y esquivando la presencia de todo ser vivo, con el tiempo se vuelven mansos. Esto los hace poder hasta alimentarlos a mano.

Hay que mencionar que, dado que son tortugas acuáticas, no deben ser considerados animales manipulables. Si queremos que nuestra tortuga no esté estresada y se sienta segura con nosotros, no debemos manipularlas continuamente.

Reproducción

Su reproducción en cautiverio es bastante fácil y directa. Los adultos esperan a la primavera para aparearse y las hembras ponen hasta tres camadas de entre 6 y 10 huevos durante todo el año.

Como ocurre en la mayoría de las tortugas, la temperatura a la que están expuestos los huevos determinará el sexo de las crías. Los huevos que se incuban a menos de 27 grados son machos. Aquellos que estén a más de 30 serán hembras.

Para cuidar bien a la crías se debe mantener el ambiente tranquilo y limpio. El agua debe estar filtrada y tener plantas vivas, flotantes y sumergidas. Se alimentan de insectos, peces pequeños y larvas.

Con esta información podréis conocer a fondo a la tortuga pintada para cuidarla como mascota 🙂

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Un comentario

  1.   Jacqueline Lorena de Salas dijo

    Hola mi nombre es Jacqueline de Salas, yo encontré una tortuga y me gustaría saber de que tipo es para cuidarla de manera correcta no se, si podrías ayudarme a identificarla no creo que sea una joven puesta grandecita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.