Tortuga del bosque (Chrysemys scripta elegans)

Una tortuga muy popular en Estados Unidos es la tortuga del bosque. Su nombre científico es Glyptemys insculpta. Esta especie está catalogada como amenazada en la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Antes era bastante común encontrarla. Sin embargo, las leyes ahora están muy estrictas para protegerlas. Su comercialización y captura está muy limitada.

¿Quieres conocer todo lo relacionado con esta tortuga y sus razones por las que está amenazada? En este artículo podrás conocer sus características principales, modo de vida, alimentación y amenazas.

Características principales

La tortuga del bosque tiene un caparazón con forma ranurada. Cada temporada de crecimiento tiene un nuevo anillo o cresta que desarrolla. Cuando los anillos se van agolpando con el paso de los años, le va dando una forma de pirámide. Gracias a ello podemos conocer la edad exacta del animal.

También se le conoce por el nombre de tortuga madera. Conforme van envejeciendo, la superficie del caparazón se va desgastando y suavizando. El plastrón posee escudos de color amarillo y alternado con manchas marrones o negras. Por otro lado, el caparazón es de color marrón. Para agregarle un toque especial a esta tortuga, mencionamos que sus patas son de color rojizo anaranjado. Esto hace que la diversidad de colores le otorgue gran vistosidad y elegancia.

Para reconocer a los machos de las hembras, nos fijamos en plastrón. Los machos tienen la forma del plastrón cóncavo y el de las hembras convexo. Además, el macho posee una cola más gruesa.

Pueden llegar a medir entre 14 y 20 cm de longitud, por lo que son perfectas para mascotas. El problema que existe es la legislación estricta en materia de protección.

Distribución y hábitat

Se encuentra principalmente en el este de América del Norte. Se va extendiendo desde el sur de Nueva Escociaa la parte sureña de Virginia en el sur y desde el extremo oriental del país hasta el oeste de Minnesota.

En la antigüedad habitaba casi todos los condados del norte y el centro de Nueva Jersey. La pérdida de su hábitat es una de las razones principales de su estado de amenaza. Por ello, su área de distribución se ha restringido a zonas asociadas a poblaciones disjuntas y drenajes particulares. Las poblaciones más grandes que podemos encontrar actualmente son en Hunterdon, Morris, Sussex, Passaic, y los condados de Warren.

En cuanto a su hábitat, estas especies residen tanto en los ambientes acuáticos como terrestres. De ahí a que reciba su nombre. Utilizan los hábitats acuáticos para el apareamiento y el bosque para encontrar alimento y desovar.

Sus mejores ecosistemas son aquellos ríos de agua dulce y arroyos que están remotos de toda población humana. Gracias a esta naturaleza, pueden encontrar alimento y protección para cubrir sus necesidades básicas. Se pueden encontrar a menudo en corrientes con truchas de arroyo. Estos afluentes están limpios y sin contaminantes procedentes de las ciudades. Las tierras tampoco están perturbadas por los fertilizantes y herbicidas de la agricultura. Por ello, son la mejor opción para vivir y desarrollarse en paz. Los bosques de robles, abedules negros y arce rojo son los mejores para su desove. Se las ha podido encontrar en camas de ferrocarril abandonadas o campos agrícolas y pastizales.

Alimentación

La tortuga del bosque es omnívora, puesto que consume gran variedad de alimentos, tanto de origen vegetal como animal. Sus favoritos son los insectos y larvas, caracoles y babosas en la superficie. En el ámbito acuático se alimentan de ranas, peces, pequeños cangrejos de río y, cuando escasea el alimento, de carroña.

Su parte de vegetariana la complementa con algas, muscos, hongos, bayas y diversa fruta. Gracias a ello, recoge un gran aporte de vitaminas y fibra para complementar su dieta.

Ciclo de vida

Durante el invierno están hibernando dentro de los bosques en pequeños refugios que construyen. Es a principios de marzo cuando salen de la hibernación para tomar el sol en las riberas. Cuando las temperaturas ascienden alrededor de los 15 grados, comienza su época de crianza.

Durante los meses de abril y mayo se aparean en los ambientes acuáticos y luego se trasladan a tierra firme para pasar los siguientes meses. Para cavar los nidos, las hembras se encargan de buscar un área algo más elevada, con buen drenaje y que esté abierta. Es ahí donde desovará. Los nidos pueden tener profundidades entre los 8 y 12 centímetros.

Por cada desove, la hembra es capaz de colocar entre 8 y 9 huevos que eclosionarán en unos 70 días. No todos los huevos consiguen crecer ya que son presa de zorros y mapaches. Alcanzan su madurez sexual y su esperanza de vida es de unos 20-30 años.

El mejor lugar para realizar su invernada es en las corrientes de barro de los fondos de arroyos o en agujeros abandonados en los bosques. Si una tortuga pasa un invierno en uno de estos lugares, el resto de tortugas respetarán ese sitio como suyo.

Amenazas de la tortuga del bosque

La causa por la que están disminuyendo sus poblaciones es la pérdida del hábitat natural. La expansión humana está provocando estragos en los ambientes naturales de la tortuga del bosque. Hay que mencionar que, si esta tortuga tiene una esperanza de vida de 20-30 años, tiene poco años para reproducirse, puesto que alcanza su madurez a los 14. Además de los depredadores naturales y pérdida de hábitat, se producen capturas incontroladas, atropellos y otras afecciones.

La Ley de Especies en Peligro de Nueva Jersey prohíbe la recogida o la tenencia de las tortugas de madera. Pero como mascota se pueden seguir teniendo. Esto causa un grave problema en sus poblaciones naturales.

Por todo ello, se han establecido políticas estrictas de protección para acabar con las amenazas. Se espera que las acciones llevadas a cabo aseguren un futuro mejor para estas tortugas. Además, restauras los ecosistemas y sus hábitats en la mejor opción para su correcta conservación.

Espero que os haya gustado este post sobre las tortugas del bosque y que si veis alguna no le hagáis daño o destruyáis su hábitat. Su conservación forma parte de una obligación de todos.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.