Tortuga rusa (Testudo horsfieldii)

La tortuga rusa es una de la más conocidas en el mundo de las mascotas. Es conocida por el nombre de Horsfield en referencia a su descubridor Thomas Horsfield. También es conocida por el nombre de tortuga de Asia Central. Su nombre científico es Testudo horsfieldii y son ejemplares con gran longevidad. Son capaces de vivir más de 50 años por lo general. Tienen un carácter que las hace ser muy atractivas como mascotas.

¿Quieres conocer a fondo a la tortuga rusa y los cuidados que requiere en cautividad?

Características principales

Este animal se ha convertido en uno de los preferidos para todos los amantes de las tortugas como mascotas. Tienen un carácter activo y dinámico que las hace ser muy queridas. Lo principal del cuidado de estas tortugas es permitirles vivir lo más libres posibles para que su carácter se asemeje lo más posible a lo natural.

Para conseguir esto, se necesita recrear condiciones y hábitat y alimentación muy parecidas a las que tienen de forma natural.

La longitud de este animal se encuentra entre 13 y 20 centímetros en ejemplares macho y entre 15 y 25 en hembras. Este tamaño es perfecto para cuidarlas adecuadamente y que no ocupen demasiado territorio en el hogar. Existe un dimorfismo sexual, por lo que las hembras crecen más que los machos. Se diferencian también en el tamaño de la cola. En machos suele ser más grande y larga. Los escudos de las hembras parecen estallar sobre sus conchas y en los machos no.

El apareamiento entre los dos puede durar hasta 12 horas. Su color no es uniforme, sino que varía. El color del caparazón puede ser de colores entre marrón, negro o rojo. Es normal ver cómo sus colores van pasando a amarillo en las zonas cercanas a los flancos. El color del cuerpo suele ser variado entre marrón y amarillo paja.

Un dato importante es que en el final de sus extremidades posee cuatro dedos.

Comportamiento y hábitat

Su comportamiento es muy atractivo para todas aquellas personas que quieran tenerla como mascota. La tortuga rusa es muy encantadora y cordial por lo general. Los ejemplares de esta especie se familiarizan muy bien con las personas que las alimentan desde más pequeños. Cuando ven al dueño se apresuran hacia él para ver si les da comida. Esta conducta las hace ser muy queridas por sus dueños.

En cuanto a su hábitat natural, se pueden encontrar en el norte de Pakistán y el noreste de China. También se han divisado ejemplares en el oriente de Afganistán, el norte de Irán y en Kazajstán.

Por lo general viven en zonas con paisajes secos y abiertos. Las podemos encontrar tanto en desiertos de arena y arcilla como en arbustos y pastos ralos. Es muy poco común encontrarlas en campos cultivados o lugares donde la vegetación en gruesa.

La tortuga rusa se convierte en un animal muy activo en la naturaleza solamente durante un periodo corto de tiempo cada año. Por lo general, sale de su escondite en las fechas cercanas a marzo y abril. Cuando hace esto, busca de forma activa alimento hasta que llega su momento de aparearse en junio. Durante el verano, cuando las temperaturas son más altas, se aletargan un poco para ahorrar energía. Luego en octubre vuelven a iniciar la hibernación.

Requisitos y cuidados de la tortuga rusa como mascota

Para mantener a esta mascota en buen estado y disfrutarla al máximo, debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes.

Periodo de cría

Las tortugas macho compiten entre otros machos para tener la autoridad del grupo y ganar el derecho a aparearse con las hembras. Si solo tienes dos ejemplares (macho y hembra) durante el cortejo, el macho emitirá sonidos para atraer a la hembra.

Después de la cópula tienen que pasar sesenta días para que las hembras comiencen a buscar un sitio apto para la formación del nido. Durante un periodo de unos 5-15 días la  hembra se encarga de cavar un agujero repartidos en cuatro o cinco nidos potenciales. Una vez ha cavado el resto, elige cuál es el más indicado.

Detalles de la vivienda

Para que la tortuga rusa se sienta “como en casa” es aconsejable tender un recito exterior. El criador tiene que garantizarle que está a salvo de los depredadores y de los humanos para que se sienta lo más cómoda posible. Son muy buenas escaladores y excavadoras, por lo que hay que gastar cuidado de que el hábitat donde se desarrolle no sea peligroso.

El mantenimiento del exterior es muy recomendable, sobre todo durante los meses más cálidos. Lo ideal es que tenga unas dimensiones de 122x122cm. Este espacio de interiores es perfecto para una tortuga de su tamaño.

Son bastante dinámicas y curiosas por lo que, cuanto más grande sea el espacio donde la cuidamos, mejor para ellas. Para su protección se debe utilizar tela metálica pesada, con madera en las bordes.

Alimentación en cautividad

Son muy buenas con el pastoreo, lo que te ayudará con las malas hierbas. Lo ideal es alimentarlas a base de flores y hojas y con su plato favorito: el diente de león.

También consume diversos tipos de malas hierbas como tallos, flores, y hojas. Por todo ello, no hace falta mencionar que es un animal herbívoro. Los alimentos con más nutrientes son alimentos fibrosos con un alto contenido en calcio y ajo contenido en proteínas. El estómago de estas tortugas no está preparado para procesar gran cantidad de proteínas. Por ello, la dieta no debe llevar carne. Su proteína la tienen que asimilar de productos de origen vegetal.

La dieta de la tortuga rusa está exenta de frutas que incluyen una gran cantidad de azúcar, pues esto les ocasionaría floraciones de parásitos e inflamaciones.

Manipulación

En cuanto a la manipulación, aunque son bastante cariñosas, no se deben coger mucho con regularidad. Es mejor no tocarlas, ya que se pueden estresar demasiado. Si se les maneja en exceso se les puede dañar.

Es muy común que si regalas a un niño una tortuga y al cogerlas se asustan, las dejan caer. Esto puede producir daños en su caparazón y deterioros en su salud.

Con esta información podrás conocer a fondo a esta tortuga y sus cuidados.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.