Cuidado de las tortugas de tierra

Las tortugas terrestres requieren de ciertos cuidados cuando se han convertido en nuestras tortugas domésticas. Una mascota necesita que estemos pendientes de ella para cubrir sus necesidades alimenticias, de hogar y limpieza. En el anterior artículo estuvimos analizando los cuidados de las tortugas de agua. En este post nos meteremos de lleno en el cuidado de las tortugas de tierra.

¿Quieres aprender cómo debes cuidar a tu mascota para que esté a tu lado muchos años? Aquí podrás saberlo todo.

Hábitat artificial

Las tortugas, aunque no hayan sido extraídas previamente de su hábitat natural, nacen con una predisposición y un instinto que les lleva a sobrevivir en el medio ambiente externo. Por ello, si hemos comprado una tortuga que, desde pequeña, ha vivido en cautiverio, necesitará un hábitat artificial que se asemeje lo más posible a lo que viene siendo el ecosistema natural en el que debería vivir.

Podemos desarrollar nuestra tortuga de tierra tanto en ambiente interno como al aire libre. Todo dependerá de las temperaturas más frecuentes que tengamos en nuestro clima o del espacio que dispongamos. Si no somos de los que tienen espacio o jardín, deberemos garantizarle un terrario donde vivir (véase Los mejores terrarios para tortugas). El terrario debe ser su casa pero no su hábitat natural. Al contrario que las tortugas de agua, estas tortugas necesitan andar y desplazarse para poder vivir bien.

Por lo general, las tortugas son animales bastante curiosos y son atraídos por cualquier cosa. Les encanta investigar lo que hay a su alrededor y excavar. También necesitan solearse para regular su temperatura corporal, puesto que son animales de sangre fría.

Si vamos a tener la mayoría del tiempo a nuestra tortuga en el terrario, es importante que tenga las paredes opacas. Esto se debe a que, como hemos mencionado, son muy curiosas y querrán estar continuamente queriendo traspasar el cristal para ver lo que hay fuera. Por otro lado, también se pueden asustar por la actividad tan ruidosa que puede desencadenar una vivienda y no estarán tranquilas. Para evitar esta situación, lo mejor es que el terrario sea de paredes opacas.

Sustrato

Como tortuga de tierra que es deberá tener un sustrato en el que pueda caminar y vivir tranquilamente. Puede ser una mezcla de tierra de macetas con hojas, mantillo, algo de arena e incluso musgo para recrear condiciones más naturales. Todos estos elementos ayudarán a mantener la humedad por sí sola para que la tortuga disfrute de unas condiciones muy parecidas a su hábitat.

En el sustrato deberá haber una madriguera a la que llamar hogar y sentirse protegida en todo momento. Un tronco puede servirle o una cueva donde pueda esconderse. Que la tortuga se sienta cómoda y segura en todo momento es importante de cara a que no sufra de estrés. Si no quieres gastarte dinero en un tronco, tener que cortarlo o comprar una cueva artificial, puedes optar por usar una simple caja de cartón que tendrás que ir cambiando cada cierto tiempo.

El sustrato debe ser profundo para que ella pueda excavar la madriguera a su gusto. Las rocas más planas son perfectas para que las tortugas se limen las uñas y las tengan en buen estado. Como hemos mencionado antes, aunque sean tortugas terrestres necesitan gran cantidad de humedad. De lo contrario, podrán tener irritación de ojos y severos daños que pueden llegar a provocarle hasta la muerte.

Agua y alimentación

No por ser tortugas de tierra están exentas de agua. Necesitan sumergirse en el agua y además se divierten haciéndolo. Por ello, es recomendable hacer una pequeña piscina para estos animales. Si defeca en el interior habrá que aumentar la limpieza al igual que ocurre con las tortugas de agua. Las tortugas no beben agua de por sí, si no que la absorben cuando se encuentran en un medio acuático.

Una idea fabulosa es meterlas a diario un rato en agua y otro rato ponerlas al sol para que regulen su temperatura. Les encanta tomar el sol y disfrutan mucho. Un recinto al aire libre, aunque sea una terraza o balcón es necesario para que el animal se solee. Hay que tener cuidado con la temperatura a la que se encuentre el agua. Si está muy fría puede provocarle daños.

En cuanto a su alimentación, la mayoría de ellas son omnívoras por lo que comerán de todo. Lo más indicado es darle verduras, frutas hongos y vegetales en una mayor proporción y luego darles algo de proteína con gusanos e insectos. El estómago de las tortugas no está preparado para tanta cantidad de proteína, por lo que es recomendable darle dosis más pequeñas.

Puesto que su instinto les hace alimentarse casi de cualquier cosa que encuentran, es determinante controlar bien los alimentos que ingiere para no tener posteriores problemas de salud. Siempre tendrás que darle un buena fuente de calcio como es el hueso de sepia, cáscaras de huevo cocida o algún suplemento alimenticio. Es importante para mejorar la salud de su caparazón.

Iluminación y temperatura

 

Estas son dos condiciones que tu tortuga necesita tener bien para que pueda estar saludable completamente. La primera es la iluminación. Tanto fisiológicamente como psicológicamente las tortugas necesitan de luz solar directa o indirecta. En este caso utilizaremos alguna fuente de iluminación de rayos UVB. La bombilla debe estar en una zona en la cual la temperatura ronde los 29 grados Celsius y a su vez pueda mantener fresca otra parte de su hogar.

Es importante que la tortuga pueda ver luz. De lo contrario puede estar inactiva y dejar de comer y está sin luz más de 12 horas.

En cuanto a la temperatura, no debe nunca ser menos de 16 grados. Es mejor mantener siempre una temperatura entre 22 y 29 grados.

Qué necesitas

Como resumen, aquí tienes la lista de las cosas que te harán falta para cuidar de tu tortuga.

Espero que con estos consejos puedan cuidar bien de su tortuga de tierra.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Especies de tortugas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.